Ley en materia de denuncia (Qui Tam)

Durante más de 60 años, Ashcraft & Gerel se ha enorgullecido de ofrecer la mejor asesoría posible a nuestros clientes.  Ahora, en el creciente ámbito de la ley de denunciantes, nuestro equipo especializado está elevando el nivel. El equipo Qui Tam está aquí, listo y dispuesto a ayudarlo a comprender su caso y desarrollarlo de la mejor manera posible, antes de presentarlo al Departamento de Justicia para posible intervención.

Sin embargo, el gobierno, por varias razones, no puede intervenir y perseguir todos los casos de denunciantes. Los abogados de Ashcraft & Gerel están calificados, únicamente, para litigar los casos que no han sido intervenidos. Los abogados de Ashcraft & Gerel están calificados, únicamente, para litigar los casos que no han sido intervenidos.

Sabemos y apreciamos cuánto ha puesto en juego para garantizar la función de la justicia.   Nuestro objetivo, no solo es buscar justicia para los contribuyentes y Gobierno federal, sino también garantizar el bienestar de nuestros clientes. Por ello, le dedicaremos mayores esfuerzos al trabajar estrechamente con usted durante cada etapa de este proceso.

Fraude farmacéutico y de dispositivos

¿Ha presenciado fraudes en dispositivos médicos o farmacéuticos?

Las compañías farmacéuticas tienen millones, y en ocasiones miles de millones de dólares en participación en el desarrollo y comercialización de nuevos fármacos.
Los mejores intereses de los pacientes, a menudo, se pueden perder en la búsqueda de ganancias. Los abogados de fraude farmacéutico de Ashcraft & Gerel están profundamente familiarizados con la industria y las regulaciones relacionadas a áreas comunes de fraude.

Estamos comprometidos a proteger a aquellos que quieren defender a los consumidores revelando casos de comercialización no permitida, sobornos, fraude de estudios científicos, u otros casos de fraude de dispositivos médicos y farmacéuticos dentro de las organizaciones para las que trabajan.

Comercialización no permitida

Mientras que los médicos pueden prescribir medicamentos para cualquier uso en el ejercicio de su juicio profesional, las compañías farmacéuticas no pueden promover legalmente el uso de un
medicamento para fines que no están aprobados por la FDA.
Muchos de los grandes acuerdos recientes entre el Departamento de Justicia y empresas farmacéuticas como Glaxo SmithKline, Pfizer, Eli Lilly, Abbott y Amgen han resuelto denuncias de comercialización no permitida.

Sobornos

Es una violación del Estatuto Federal Anti contrademanda para que las compañías farmacéuticas ofrezcan o paguen a los médicos y otros profesionales médicos dinero u otros artículos de valor (como equipo médico gratuito o viajes a resorts de lujo, por ejemplo) para prescribir ciertos medicamentos o realizar ciertos procedimientos.
Del mismo modo, los médicos tienen prohibido por la Ley Federal de Stark de referir casos a hospitales u otros proveedores institucionales con los que tienen un interés financiero. El Gobierno ha resuelto decenas de casos de denuncias de que las empresas farmacéuticas pagaron comisiones ilícitas a cambio de recetas en la última década.

Fraude de seguridad científica

En los últimos años, se ha investigado a las compañías farmacéuticas por alterar, encubrir o fabricar deliberadamente los resultados de un ensayo clínico de medicamentos para obtener la aprobación de la FDA para un medicamento o para ocultar los riesgos de medicamentos que podrían afectar las ventas.

Buenas practicas de manufactura

La ley federal establece estándares conocidas como Buenas Prácticas de Fabricación (GMP, por sus siglas en inglés) que los fabricantes de medicamentos deben seguir para garantizar la seguridad de los medicamentos. Las violaciones GMP pueden causar un daño grave a los pacientes, como se desprende de las recientes noticias sobre el brote de meningitis causado por supuestas fallas en el seguimiento de las GMP en el New England Compounding Center.

Fraude en el cuidado de la salud

¿Ha sido testigo de fraude en la atención médica?

El fraude en la atención de la salud aparece en las noticias prácticamente todos los días, con casos que van desde la facturación de procedimientos que no son médicamente necesarios hasta la facturación de servicios no prestados o la “actualización” de los servicios a un nivel superior para aumentar los ingresos. Este tipo de fraude le cuesta al gobierno y, por extensión, a los contribuyentes estadounidenses aproximadamente $ 60 mil millones al año.

Los abogados especializados en fraude a la atención médica de Ashcraft & Gerel cuentan con experiencia significativa en el área de fraude a la atención médica, el cual incluye:

Facturación por servicios médicos innecesarios

Los médicos, y otros profesionales médicos, pueden realizar procedimientos que son médicamente innecesarios para aumentar sus ingresos y ganancias. Estos casos tienen graves consecuencias para los pacientes y los programas gubernamentales de beneficios de salud, como Medicare y Medicaid.

Upcoding

Medicare y Medicaid reembolsan a los proveedores según los códigos CPT (para consultorios médicos) y DRG (para hospitales) asignados por la American Medical Association a diferentes procedimientos y visitas al consultorio. Los proveedores cometen fraude cuando “actualizan” un procedimiento, una visita al consultorio o una estadía en el hospital a un código CPT de nivel superior para aumentar su reembolso. La facturación a Medicare o Medicaid por servicios que no se proporcionan también viola la FCA.

Sobornos

Es una violación de los Estatutos federales de antikickback (“AKS”) para los hospitales, hogares para adultos mayores u otros proveedores el ofrecer o pagar a los médicos y otros profesionales médicos dinero u otros artículos de valor (como espacio de oficina o personal gratuito) a cambio de la derivación de pacientes. Del mismo modo, los médicos tienen prohibido por la Ley Federal de Stark de referir pacientes a hospitales u otros proveedores institucionales con los que tienen un interés financiero.

Fraude de contratación gubernamental

¿Ha sido testigo de fraude de contratista del gobierno?

En las últimas décadas ha habido un rápido crecimiento en la contratación del gobierno, ya que las sucesivas administraciones han optado por terciarizar muchas funciones gubernamentales. Con este crecimiento, se ha incrementado la oportunidad de incurrir en fraude, donde los contratistas administran mal el poder o el dinero del gobierno o proporcionan servicios o productos de manera fraudulenta. El fraude en los contratos gubernamentales perjudica a los contribuyentes y al gobierno.
Los abogados de fraude de contratistas del gobierno de Ashcraft & Gerel han investigado, negociado y juzgado con éxito numerosos casos de fraude de contratación gubernamental, entre ellos:

Violaciones al mejor precio

Muchas agencias gubernamentales compran bienes y servicios a través de los horarios de GSA que cubren desde computadoras hasta suministros para hospitales. Las regulaciones de GSA requieren que los vendedores le den al gobierno federal el “mejor precio” disponible para sus clientes comerciales. El no hacerlo puede resultar en responsabilidad por cientos de millones de dólares bajo la Ley de Reclamaciones Falsas. Ashcraft & Gerel cuenta con una amplia experiencia en esta área de práctica, incluida una liquidación de $128 millones en el caso de mejor precio de Network Appliance, Inc.

Ley de fraude de acuerdo comercial

Los contratistas que venden al gobierno generalmente deben asegurarse de que los bienes se producen en países que tenga acuerdos comerciales con los Estados Unidos, un requisito que excluye los productos de China, quienes no tienen un acuerdo con los Estados Unidos. Ashcraft & Gerel también cuenta con mucha experiencia en casos de la Ley de Acuerdo Comercial.

Fraude de facturación

El fraude de facturación puede tomar muchas formas, desde facturar al gobierno a tasas infladas, hasta facturar un trabajo nunca realizado. El tipo más común de fraude consiste en cambiar los costos de contratos firmes de precio fijo a costos más contratos para reducir las pérdidas de un contratista.

Violaciones de la Ley Davis-Bacon

Esta Ley de 1931 requiere que todos los contratistas federales paguen a los trabajadores de la construcción los salarios vigentes. Las violaciones de la Ley Davis-Bacon también violan la Ley de Reclamaciones Falsas (FCA), porque el gobierno le paga al contratista el salario total que prevalece bajo el contrato. Los abogados de Ashcraft y Gerel con frecuencia aconsejan a sus numerosos clientes del sindicato sobre violaciones de DBA.

En las últimas décadas ha habido un rápido crecimiento en la contratación del gobierno, ya que las sucesivas administraciones han optado por terciarizar muchas funciones gubernamentales. Con este crecimiento, se ha incrementado la oportunidad de incurrir en fraude, donde los contratistas administran mal el poder o el dinero del gobierno o proporcionan servicios o productos de manera fraudulenta. El fraude en los contratos gubernamentales perjudica a los contribuyentes y al gobierno.

Fraude de la SEC

¿Has presenciado el fraude de la SEC?

En 2010, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) introdujo un programa de denuncias que aborda las violaciones de la ley federal de valores que pueden estafar a los inversores. Aunque es similar al programa de ley de denuncias falsas (FCA, por sus siglas en inglés), el programa SEC tiene algunas diferencias importantes.

Cuando un abogado defensor de la SEC presenta una reclamación en virtud de la Ley de reclamaciones falsas, los daños se limitan al dinero que el gobierno ha perdido como resultado del fraude. Si se determina que una empresa es responsable por violar la ley de valores, la compañía puede que tenga que desprenderse de las ganancias relacionadas con su fraude o pagar a los inversionistas por las pérdidas incurridas debido al fraude.

Para que un informante de la SEC reciba una parte de un acuerdo o sentencia en un caso de la SEC, la cantidad recuperada por la SEC debe exceder $ 1 millón. Las violaciones a la SEC incluyen:

Fraude por correo o por cable

El uso del servicio postal de EE. UU., el sistema telefónico o Internet para cometer o conspirar para cometer fraude es un delito federal.

Malas representaciones materiales en acciones o en la oferta de la deuda

Cuando las empresas que cotizan en bolsa retienen información financiera importante del público, los inversores pueden creer que las acciones de una empresa valen más; las compañías pueden retener información financiera que podría causar que el precio de las acciones de la compañía disminuya.

Falta de divulgación de riesgos importantes al realizar negocios

Los asesores financieros y las empresas que cotizan en bolsa deben informarle al público sobre todos los riesgos y responsabilidades potenciales de un curso de acción para que los accionistas puedan tomar una decisión informada sobre si invertir o no. Al no hacerlo, las empresas pueden inflar artificialmente el valor de sus acciones; Cuando se revelan estos riesgos, los inversionistas pueden incurrir en pérdidas sustanciales por las cuales la compañía puede ser considerada responsable.

Represalias

Entendemos que muchas personas dudan en denunciar un fraude por temor a perder sus empleos y medios de subsistencia, y reconocemos cuánta valentía se requiere para tomar una postura y hacer lo correcto.

Podemos ofrecerle algo de tranquilidad: es ilegal que un empleador acose, desmote, retenga salarios, despida o tome represalias de cualquier manera contra un empleado que haya elegido hablar con los superiores de la compañía o con un asesor legal externo sobre presunto fraude (31 USC § 3730 (h)). Nuestro objetivo no es solo buscar justicia para los contribuyentes y el gobierno, sino también garantizar el bienestar de nuestros clientes. Antes de denunciar un fraude dentro de su empresa, asegúrese de hacerlo de manera que esté completamente protegido. Consultar con un abogado de antemano puede ayudarlo a aumentar su confianza y armarlo con el conocimiento de sus derechos.

¿Tiene usted información sobre algún fraude?

Comuníquese con nuestro equipo legal de Qui Tam / Denunciantes hoy al 1-855-997-4764 para una consulta confidencial gratuita

Los abogados de Ashcraft & Gerel Qui Tam y en materia de denuncias pueden ayudarlo a comprender sus derechos. Comuníquese con nosotros hoy al 1-855-997-4764 si cree que puede tener información sobre el fraude contra el gobierno federal.

¿PIENSA QUE TIENE UN CASO?

¿PIENSA QUE TIENE UN CASO?

Información sobre el accidente

Por favor proporcione información sobre el lugar
donde ocurrió el accidente.